Historia de la Federación

Todo inició con los sueños de muchas y muchos zacatecanos que residen en Estados Unidos por el amor a su patria. Soñaban, como todavía lo hacen, con tener una mejor vida para todos aquellos a quienes habían dejado atrás en sus comunidades, cuando salieron en busca de oportunidades. Imaginaban, al igual que hoy día, comunidades prósperas para sus niños, las cuales no fuera necesario dejar por falta de servicios y oportunidades, y en las que pudieran prosperar. Hace cerca de cuatro décadas, zacatecanas y zacatecanos que habían residido en Estados Unidos por varios años, particularmente en las regiones del Sur de California y Chicago se comenzaron a juntar en pequeños grupos informales para buscar maneras de apoyar a sus comunidades de origen.

Fue en 1972, cuando ocho clubes de zacatecanos decidieron comenzar a participar en la entonces Federación de Clubs Sociales Zacatecanos (FCSZ), presidida primeramente de 1972 a 1974 por Don Agustín Gutiérrez, personaje sucedido por Don Roberto Castro en el periodo de 1974 a 1976. Pero la historia de esta organización de migrantes siguió su curso y en el lapso de 1976 a 1982 aparecen las primeras transformaciones al lado de Don Gregorio Casillas, migrante zacatecano fundador del primer Club de oriundos, ahora presidiendo bajo el membrete de Federación de Clubs Mexicanos Unidos (FCMU), no sólo a los crecientes y prósperos clubes zacatecanos sino también a cerca de 25 clubes provenientes de los estados de Jalisco, Chihuahua y Guanajuato. Esta organización fue conocida también como Comité de Beneficencia Mexicana, llegando a ser presidida por la Jalisciense Ma. Elena Serrano (de 1982-1985) y Manuel García (de 1985 a 1986).
En 1986, los zacatecanos bajo la coordinación de Don Mario Gutiérrez, eligieron tomar un camino e identidad propia. Formaron la Federación de clubes Zacatecanos Unidos de Los Angeles. Así comenzaron a trabajar 17 clubes de distintas localidades zacatecanas y comenzaron a desarrollar obras donde el club le proponía directamente al gobernador un proyecto en específico y cada parte financiaba la obra por partes iguales creando el programa 1×1. El sucesor de Don Mario fue Don Julián Estrada en un periodo de 1989 a 1992.
A mediados de 1992 y en virtud de la creciente participación de clubes zacatecanos de diferentes condados aledaños a Los Angeles, bajo el liderazgo de Manuel de la Cruz, se cambió el nombre a Federación de Clubes Zacatecanos del Sur de California (FCZSC) y se firmó el programa 2×1. Durante este periodo se trabajo con el esquema del programa siendo presidentes Bernardino Bugarin 1995-1996 y Rigoberto Castañeda 1996 a 1997. En Noviembre de 1998, con Rafael Hurtado como Presidente, se adquirió el edificio sede de la Casa del Zacatecano en Los Ángeles y para Julio de 1999 bajo el liderazgo de Rafael Barajas Presidente de la FCZSC, se firmó el programa 3×1 en Zacatecas donde estarían participando los Gobiernos Federal, Estatal y Municipal con un dólar cada uno por cada dólar invertido por los migrantes para mejorar sus comunidades con obras sociales como son: electrificaciones, agua potable, pavimentaciones, escuelas, hospitales, electrificaciones entre muchas más.

Para el año 2001 a solicitud de J. Guadalupe Gómez entonces Presidente de la FCZSC se solicitó al gobierno Federal para que el programa 3×1 se Institucionalizara haciéndose así disponible para los 31 estados de la República Mexicana y no solo en Zacatecas como era anteriormente, durante esta misma gestión se creó el fondo de becas estudiantiles para los hijos de los migrantes zacatecanos en Estados Unidos comenzando a operar con 13 becas.

Hoy en día la Federación aglutina a más de 30 mil personas en la región del Sur de California y ha logrado desarrollar un modelo de trabajo exitoso, por medio del cual recaudan dinero para invertir en infraestructura comunitaria en las localidades de origen en Zacatecas.

Por medio de esta iniciativa, las y los zacatecanos en el exterior han colaborado para transformar muchas de sus comunidades, proveyéndolas de instalaciones y servicios que incrementan considerablemente la calidad de vida de la población.

En el año 2004 Felipe Cabral, siendo Presidente de la FCZSC inauguro la Plaza Comunitaria Zacatecas en coordinación con el Consulado General de México en LA y el Consejo Nacional de Educación para la Vida, durante este mismo año y con el apoyo gestionado durante la administración de J. Guadalupe Gómez ante la Fundación Rockefeller se comenzó a trabajar para encontrar el mecanismo que lograra hacer la transición de invertir no solo en proyectos de infraestructura social sino también de inversión para hacer posible la generación de empleos en las comunidades de origen de los Zacatecanos y es así como Felipe Cabral y su directiva designaron a Efraín Jiménez como el Director de actividades Filantrópicas para llevar adelante esta iniciativa que continua vigente hasta el presente con el apoyo de Oxfam México y Visa Internacional.

En Estados Unidos, el trabajo honorifico lo ejecutan los directivos y miembros de la Federación de clubes. A lo largo del calendario anual, se desarrolla un proceso colaborativo, en el que se involucra a la comunidad zacatecana migrante en diversas actividades organizativas y de recaudación de fondos, las cuales a su vez han servido para fortalecer sus lazos sociales, preservar las tradiciones culturales, promover la integración social en Estados Unidos y fortalecer las capacidades filantrópicas en ambos lados de la frontera. Pero quizá lo más importante sea que se ha impulsado una comunidad binacional que participa activamente en los asuntos públicos de las localidades, los municipios, el estado y el país, convirtiéndose en un actor de enorme influencia en México, así como una referencia en los Estados Unidos.